Tuya – Cecilia Guiter

Autora: Cecilia Guiter

A sus treinta y siete años, a Dakota Udaz le avergüenza reconocer que no disfruta con el sexo. Centrada en su vida profesional, desde hace once años ha ido ascendiendo en la empresa para la que trabaja hasta conseguir el despacho contiguo al de la directora. Sin embargo, su vida personal se cae a pedazos. Y es tal vez por eso por lo que todo tipo de fantasías eróticas, cada vez más húmedas, se cuelan en sus sueños.
Apoyada por sus incondicionales amigas Álex y Vicky, Dakota decide redescubrir el sexo en la vida real. A través de un portal de internet conoce a Eliseo, un hombre culto, atento y espectacular. Sin embargo, los placenteros y cada vez menos convencionales caminos por los que Eliseo la lleva hacen que Dakota cierre los ojos ante los puntos más oscuros que siembran la biografía de su compañero de cama.

 


no recomiendo este libro
Cuando yo cogí este libro en la biblioteca, tras leer la sinopsis, me llevé una buena impresión, y pensé: ¡Ey, un libro erótico que por fin saldrá de las redes habituales de la chica sumisa e inocente que se enamora del hombre dominante y sentimentalmente encerrado en sí mismo! ¡Vamos a probarlo! Y además, con la referencia que hace a los locales de intercambio y demás, interpreté que la novelista exploraría experiencias sexuales que no suelen ser comunes en este tipo de libros, con lo que me pareció interesante. No obstante, mi interés desapareció apenas llegué a leer unas cuantas páginas.
Para empezar, l@s que os intereséis por este libro por su temática erótica, os recomiendo que lo olvidéis y paséis al siguiente, puesto que a excepción de un puñadito de escenas sexuales (la mayoría de ellas indignantes, por cuestiones que explico después), que aparecen a partir de la mitad del relato, esta novela se asemeja más al género chik-lit que al erótico.
Quiero aclarar que la protagonista no me ha caído mal, al contrario, me parece una persona que necesitaba ayuda, y que tuvo la suerte de tener a su lado a alguien que había pasado por lo que ella y que quería apoyarla. En verdad, fue el libro en sí lo que me molestó, aunque también quiero aclarar que en ningún momento pretendo ser irrespetuosa con su escritora, simplemente hay libros para todo el mundo, y éste no es para mí.
Y dicho esto, quiero avisar que a partir de ahora ¡¡¡HABRÁ VARIOS SPOILERS!!!, para poder expresar mi opinión con libertad.
Resultado de imagen de tuya cecilia guiter
Bien, estamos hablando de un libro que se compone por la protagonista (Dakota), una mujer que no ha tenido sexo en años, y realmente nunca ha disfrutado de tenerlo (de hecho, se casó con un hombre al que no quería y que luego le puso los cuernos a diestro y siniestro). Esta mujer siente que ha llegado el momento de conocer a alguien que le inspiré y le haga sentir pasión, con lo que pasa de su asesor financiero Nick (al que considera demasiado aburrido para ella por el simple hecho de ser asesor financiero) y empieza a citarse con Eliseo, un hombre que ha conocido en una app de citas y del que no sabe absolutamente nada (aparte de que tiene una misteriosa madre en Donosti, es un fetichista de los zapatos y le pone ver como otros hombres se la tiran -porque no hay otra manera de llamar a lo que hacen- sin respeto alguno), puesto que a él solo le interesa pasar tiempo con ella cuando la tiene dura.  Además, la historia está aderezada con dos amigas locas y entrañables que no saben cómo pueden ayudar a Dakota, y se esfuerzan por apoyarla en lo que pueden; así como por una asistenta también loca, extrovertida y desenfada que le enseña el arte curativo de un simple baile. Y por último, tenemos una complicada relación con su madre, fruto (supongo que entre otras cosas) de la dificultad que ambas sienten para mostrar sus sentimientos.
Imagen relacionada
Uno de los aspectos que me disgustó del libro fue el tópico de la mujer que desprecia (y además, bajo mi punto de vista, le trató mal de una manera innecesaria al hombre en cuestión, en el momento en que le aclaró que entre ellos no iba a ocurrir nada, puesto que él en ningún momento le había dicho a ella que tuviera intenciones románticas, con lo que me pareció un tanto presuntuosa) al chico que le trata bien y le respeta, para en su lugar, encapricharse (o “amar”, como ella lo llama) por el que no les responde las llamadas, le ¡¡¡¡¡¡¡prostituye!!!!!!, se arriesga a ¡¡¡¡¡contagiarle el SIDA en diversas ocasiones!!!! ¡¡¡sin que ella sea consciente de la enfermedad que él sufre!!!, le ignora y le manipula.
Resultado de imagen de humillacion
Entiendo que hay mujeres (y hombres también, solo que este libro trata sobre una mujer) que tienen problemas, les falta autoestima, y puedan sentirse atraída por este tipo de imbéciles (y me quedo corta con el calificativo), permitiéndoles hacer cosas con las que ellas no se sienten a gusto. También coincido con la parte de la novela en que su amiga le explica que ella tiene que ser la que se sienta preparada para alejarse de él y la que tome la decisión de acudir a un psicólogo, porque sino volverá a repetirse la misma situación. Hasta ahí, Cecilia Guiter y yo estamos completamente de acuerdo. Pero lo que me parece mal es que el libro esté ambientado como si fuera una especie de novela chick-lit, con algún tinte erótico, y no haga énfasis en la necesidad de hacernos respetar y de respetarnos y querernos a nosotr@s mism@s.
Venga ya, ¡QUE LA PROSTITUYÓ! ¡SU NOVIO! ¡EL QUE SE SUPONE QUE DEBE AMARLA Y RESPETARLA! ¿Soy la única a la que esto le parece importante y escandaloso? No digo que lo convierta en un libro de autoayuda, pero al menos que señale la gravedad del asunto que se está tratando.
Imagen relacionada
Otro aspecto que me desagradó muchísimo fue la manera en que Eliseo salió de la trama: después de haber tenido sexo con ella sin protección en diversas ocasiones (la última vez él no fue consciente, eso se lo admitó, pero ¿y las anteriores en que lo tuvieron analmente y sin preservativo?), de repente le entra la vena culpable y le llama, para tener la cobardía de colgarle sin decirle nada y más adelante escribirle un e-mail, en el que le dice que está infectado del SIDA. Ya está, esa es la última vez que volvemos a saber del **** Eliseo. Es decir, su salida me pareció un tanto… inconclusa, como que le faltaba una explicación, un algo.
En resumen… muchas cosas me parecieron un sin sentido, y la novela me ha dejado con una sensación confusa, con la impresión de que le faltara algo. Este es uno de estos libros que preferiría no haber leído, para invertir su tiempo en otro.
Imagen relacionadaAh, y abandonó a su gato. Ese fue el momento en el que sí le puse la cruz  😉 .
¡Oh! Se me olvidaba: las dos frases que he elegido de este libro como las más significativas son: “La adoración que ha desarrollado hacia Eliseo le impide pensar con claridad”, y ” Me quiere- opina Ama.
                             ¿Te ama? ¿O te posee?, se burla Madre.”
Y la canción: Miénteme, de Olga Tañon. Me pareció que describía a la perfección los sentimientos de Dakota:
Miénteme, condéname, encadéname, sedúceme.
Hazme tuya hasta que muera de dolor.
Miénteme, castígame, enloquéceme, entrégate al delirio.
Que esta noche estás conmigo, que esta noche es para mí.
             Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s