Una pareja casi perfecta – Marian Keyes

Amy tiene el marido perfecto. Hugh es guapo, es un buen tipo y un padre maravilloso. Pero un día, de pronto, le dice que quiere que se tomen un descanso. Que necesita estar seis meses lejos de casa, de ella y de la familia, y viajar un tiempo como soltero. Aunque asegura que solo será medio año y que volverá, pues no dejado de amarla, Amy teme que no sea así.

Porque en seis meses pueden pasar muchas cosas… ¿Y si cuando Hugh vuelva, si es que vuelve, ya no es el mismo? ¿Y si ella también ha cambiado? Pero lo peor es qué hacer mientras tanto. ¿Debe seguir siéndole fiel o puede dejarse llevar? Está claro que en la vida no hay que dar nada por sentado, y Amy está a punto de averiguarlo por sí misma.

no recomiendo este libro (2)


Precaución: la reseña contiene varios spoilers ligeros. No os destriparán la historia, pero si eres de los que no quieren saber nada de la trama antes de empezar una novela… nos vemos cuando la termines 😉 .

Esta es la historia de una mujer imperfecta. Una mujer abandonada que es testigo de cómo su mundo se viene abajo sin poder alzar ni un dedo para impedirlo. Esto es una historia que demuestra que cuando una relación se rompe, nunca hay un solo culpable.

De hecho, esto último fue una de las cosas que más me gustó de la novela. Como siempre, Marian Keyes no se limita a contarnos una simple y facilona historia, en este caso sobre una pobre dama abandonada por su marido, que, de repente, sin comerlo ni beberlo, se encuentra con una cama vacía y tres hijas que alimentar. No. Ella ha querido que el dragón sea tan pobre como lo es la dama, y nos ha hecho ver las dos caras de la verdad.

Resultado de imagen de mujer pensativa

En realidad, a mí con quien me costó sentirme identificada fue con la esposa. Hugh me pareció un gran hombre que no supo cómo reaccionar al verse tan sólo, y no solamente por el fallecimiento de su padre y su hermano, sino también por haber sufrido en silencio la ausencia emocional de su mujer y el desprecio incesante de una adolescente al que él ha cuidado como si fuera su propia hija biológica.

Este hombre renunció a la juventud para enlazar su vida con la de una madre soltera, y de repente es testigo de la fragilidad de la vida, de cómo hoy estamos aquí, pero puede que mañana el mundo siga sin nosotros, como si nunca hubiéramos existido… Y siente la imperiosa necesidad de descubrir esa juventud que nunca conoció. De hecho, tal es su inquietud que se arriesga a perder todo aquello que ha construido y amado.

Unos lo llaman la crisis de los 40, otros una preocupación existencial, pero más allá de su nombre, hablamos de un concepto contra el que todos intentamos luchar. Cada cual tiene su manera de hacerlo y su propia filosofía, pero todos compartimos el mismo temor: ¿Cómo hacernos trascendentales? ¿Cómo conseguir que nuestra vida signifique algo para el mundo?

Adonde quiero llegar es que sí, le hizo mucho daño a Amy y a sus hijas, y puede que cometiera un gran error al despreciar de esa manera a su familia y su vida. Pero yo también entiendo sus razones, y, aunque no comparto lo que hizo, comprendo que nadie es perfecto, y que él también tiene derecho a equivocarse.

Resultado de imagen de viajar

Por otro lado, tenemos a Amy, la mujer a la que dejó atrás. Tras intentar ayudar a su marido para que supere la muerte de sus familiares, éste le dice que su vida no le es suficiente, y que necesita marcharse a conocer el mundo como si fuera soltero, y como si no tuviera una familia. Amy debe vivir 6 meses con la incertidumbre de si su esposo querrá volver junto a ella después de sus aventuras asiáticas, y de si ella misma será capaz de continuar con su matrimonio cuando las imágenes de Hugh con otras mujeres le vengan a la mente. Y yo me pregunto, ¿Cómo vuelves a construir una conexión tan especial como la que tenían ellos, cuando tu pareja te dice que esa conexión para él no significa nada, o al menos no lo suficiente?

Además, desastres amorosos aparte, esta mujer tiene que encontrar el equilibrio perfecto entre hacerle ver a su hija que no merece la pena que pelee por lograr el amor de un padre que no vale nada como ser humano, y no hablar mal de él para evitar que ella se ponga a la defensiva.

También tiene que enfrentarse a los cotilleos malintencionados de quienes saben que su marido le ha abandonado; y luego está Maura, una hermana que no sabe dónde están los límites de la privacidad e intimidad; o su madre, que le utiliza para que cuide de un padre senil. Y…. lo siento, pero aquí me detengo. No puedo hablaros de los otros altercados que sumirán la vida de Amy en un caos y confusión constante, con lo que tendréis que leeros el libro para descubrirlo 😉 .

Dibujo54y

Pero por otra parte… ella tampoco es ninguna santa, pues mientras Hugh todavía le amaba con locura, ella permaneció durante meses distante y de mal humor porque no podía acostarse con otro hombre que le atraía, olvidándose (antes que él) de su matrimonio. Además, su labor como madre. en algunos aspectos, también es un tanto deficiente, puesto que tiene una hija (Kiara) que se afana por ser la solución en la vida de todos, y ella no hace nada por intentar que se quiera más a sí misma.

Por último, un aspecto que no me gustó de este personaje es que no aprovechó esos 6 meses para redescubrirse y definir lo que necesita en la vida, cuando a mi parecer, se le presentó una buena oportunidad para ello.

Sin embargo, cuando se da cuenta de lo sucedido con Josh, sí que muestra interés por descubrir la raíz de su error, y así poder no volver a cometerlo… Y ya hemos dicho antes que nadie es perfecto, con lo que… una vez más, una de mis escritoras favoritas nos ha dejado aquí otro personaje que bien podría ser una persona real, y no una típica heroína literaria.

Resultado de imagen de anorexia

¿Un punto negativo de la novela? La trama incluye a una adolescente anoréxica, que aún habiendo encontrado una familia que le ama y le cuida como sus padres deberían haberlo hecho, siente que debe hacer algo por ganarse el amor de su madre biológica, hasta el límite de volverse anoréxica. No diré nada del epílogo que le han concedido a esta chica para no hacer spoiler, pero me ha parecido que se trata su historia con demasiada ligereza, ya que hace alusión a su cuerpo esquelético y su costumbre de no ingerir alimentos, pero en ningún momento trata esto como a una enfermedad ni tiene en cuenta su gravedad; es más, ni siquiera le da importancia. El padre adoptivo se va a conocer Asia y la madre adoptiva sueña con intercambiar sus fluidos con un morboso periodista, pero ninguno de los dos considera importante que una de sus hijas desprecie la comida. ¿Ejem?

Resultado de imagen de linea de flor

“-Qué puedo hacer yo?- Me pregunta. Se quita las gafas, se frota sus preciosos ojos cansados y dice-: Por usted.

Estando tan bueno no debería ir por ahí formulando preguntas de este tipo. No está bien.

 

En conclusión, Marian Keyes nos ha puesto un hombre perfecto, fiel como un perro, y ha desnudado sus debilidades, sus imperfecciones. A esto le ha añadido una mujer que ha conseguido la felicidad que jamás pensó que sería suya, pero de pronto esto ya no es suficiente para ella, y no sabe por qué. Y a esta trama principal se le suma una señora que se enfrenta al dilema de amar a alguien que ya nunca será quien fue; un hombre que se apunta a todos los cursos existenciales y aventuras sexuales para buscar la trascendencia de la vida; una adolescente que ansía el amor de un padre que ya ha rehecho su vida con otra familia; una mujer incapaz de olvidar el dolor que le provocó una traición amorosa, la cual se ha convertido en el núcleo de su vida…. y Sophie, una asustada chica anoréxica que lucha por ser perfecta y alcanzar los estándares de su madre biológica.

¿Veis lo que hace Marian Keyes? Una gran obra de reflexión, que te hace pensar y considerar tu vida, pero con constantes toques de humor… y hasta alguno que otro erótico. Es decir, una obra maestra.

-Sería una oportunidad para conocernos.

-No, no es una buena idea.

Un tanto enfurruñado pregunta:

-¿Te fías de que sea yo quien elija los hoteles?

-Creo que no.

Un silencio herido, largo. Es un pelín susceptible, ya veis.

Resultado de imagen de mujer pensativa

Resultado de imagen de mujer pensativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s