Mini-reseñas de otoño

Mi duda es: ¿una novela es realmente buena cuando te deja con un buen sabor de boca meses después de haberla leído? ¿O cuando te marca nada más terminarla , aunque con el tiempo la olvides o simplemente recuerdes de forma vaga la buena impresión que te ocasionó en su momento?

En esta nueva sección, en la que os cuento brevemente algunas de mis lecturas de la temporada, me he regido según el sentimiento que me invocan las distintas historias en el mismo momento en que voy escribiendo. Y me he encontrado con que libros que al principio me encantaron (como efectos colaterales del amor), pero de pronto ya no me llaman tanto, y descienden al nivel de dos estrellas.

De esta manera, he llegado a la conclusión de que los buenos escritores nos hacen reír, llorar o incluso temblar de miedo con sus creaciones, regalándonos unas horas de evasión en las que nos metemos de lleno en la historia de sus personajes. Pero son los autores excepcionales, esos que realmente consiguen conectar con nosotros, los que son capaces de quedarse con un pedacito de nuestro corazón, y consiguen que sus personajes se queden, de una manera u otra, viviendo en nosotros.

¿Lo mejor? No hay ningún requisito para ser excepcional, puesto que los libros que yo he odiado o me han dejado indiferente, tú puedes haberlos amado. Y viceversa.

 

Imagen relacionadaImagen relacionadaImagen relacionada

Indomable, @SrtaBebi: este se ha convertido en uno de los libros que me gustaría comprarme. Aunque normalmente reniego de la poesía actual, puesto que (opinión personal) suelo preferir la manera en que se rimaba antes, la señorita Bebi ha conseguido hacerse un hueco en mi corazón y en mi estantería.

No solamente son las rimas en sí lo que me han enamorado, sino sobre todo el mensaje que transmiten. Un mensaje que hoy en día (en la época de sacarnos las fotos más instagrameables para impresionar al resto del mundo y ganarnos su aprobación) lo considero no importante, sino imprescindible. Un grito, una invitación a rebelarte contra lo impuesto, a sacar a tu verdadero yo, y a decirle “que te den” a quien no lo acepte.

Un rap hecho poesía.

Una necesidad de liberación transformada en libro.

 

Mi vida no del todo perfecta, Sophie Kinsella: en la misma regla que Indomable, Sophie Kinsella expone una crítica a la tendencia social de intentar ser perfectos, o al menos tratar de que otros nos lo consideren.

Antes de continuar entra un momento en tu Instagram y revisa las últimas fotos y stories de la gente que sigues. ¿Cuántas imágenes de preciosos cafés o platos de cocina te has encontrado? ¿O del instagramer posando “despreocupadamente” frente a un maravilloso paisaje? ¿O de su perro, su sobrina, su mejor amiga o su novi@? Y ahora piensa lo siguiente: ¿Cuántas veces, revisando los stories, has pensado “qué envidia“?

Pues de eso precisamente trata esta novela. De una mujer que tenía una vida buena, pero anhelaba una mejor porque las redes sociales le mostraban un día a día teóricamente perfecto. Y de como tuvo que pasar un tiempo con sus padres, desconectada, para darse cuenta de que debía mirar en su interior para descubrir lo que realmente deseaba de la vida, y no en su Instagram. Y que, tal y como nos demostró Celia Fuentes, no todo lo que brilla es oro.

 

Soy buena, Ali Land: por último, nos salimos de la línea anterior para adentrarnos en un thriller, aunque no por ello menos reflexivo. Ali Land nos cuenta la historia de una niña que testifica contra su propia madre, por los crímenes mortales de ésta. Hasta el momento del juicio le acoge su terapeuta psicológico, quien también tiene una mujer e hija. No obstante, aunque parece que se le ha presentado la oportunidad perfecta para vivir sanamente con gente mentalmente estable, ella no está tan segura de ser distinta a su madre. Ni de que los de que los demás lo sean.

¿Soy buena? ¿O soy mala? Sin duda, algo que todos nos lo hemos preguntado una vez en nuestra vida.

¿Qué queremos ser?

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Imagen relacionadaImagen relacionada

La cita, Louise Millar: muy bien, ahora nos adentramos en la lista de las novelas que sí, estaban bien, pero tampoco  me han emocionado tanto. Y para encabezarla tenemos la tradicional historia de una ordinaria mujer que acoge con cariño a su nueva vecina y hacen buenas migas. La mujer tiene una hija (con problemas de salud), y, de pronto, coincidiendo con la llegada de su nueva amiga, su vida deja de ser tan ordinaria, y se convierte en intrigante y peligrosa.

La sinopsis empezaba con la siguiente frase, con lo que enseguida captó mi atención:

Dejas a tu hijo con una amiga. Todos lo hacemos. Hasta que un día sale mal.

No obstante, aunque me lo leí en tan solo dos días y me mantuvo enganchada mientras tanto… no he encontrado ningún elemento que me haga amarlo. Más bien me ha parecido una novela válida y bien llevada, pero un poco insustancial.

 

La mujer en la ventana, A.J. Finn: el primer aspecto que demuestra que la historia podía ser mejor es que yo acerté quién era el villano. Sé que puede sonar un tanto exagerado, pero yo soy de las que, al acabar la última frase, dicen: “¡es verdad! ¡Pero si tenía todo el sentido del mundo, era evidente!” Así que, en los pocos casos en que me lo he visto venir, no he tenido más remedio que concluir

Además, la forma de actuar de la protagonista me sacaba de quicio. Para poder terminar de leer el libro, tuve que convencerme de que tanto tiempo encerrada y alcoholizándose había terminado causando estragos en su cabeza, porque sino me hubiera desgañitado gritándole al libro (sí, también soy de las que mientras ve una peli, le habla a los personajes, pero hasta yo soy consciente de que gritarle a un libro ya es demasiado) cosas como: “si tu perro (el cual nunca sale de la vivienda) se rompe una pata…. ¿¡¿¡¿¡¿¡POR QUÉ NARICES NO TE PREGUNTAS CÓMO, O QUIÉN SE LA PUEDE HABER ROTO?!?!?!?!!?”

Sin embargo, eso no significa que no haya un inquietante giro final (de hecho, hay dos), y que no sea interesante la manera en que la autora ha unido dos distintas incógnitas. Así pues, la trama me ha encantado, pero la manera que ha tenido de desarrollarla… no me ha gustado nada.

 

Efectos colaterales del amor, Krystal Sutherland: una tierna novela sobre la pérdida, el amor imposible de ser correspondido, y la incapacidad de pasar página.

En la época adolescente, en que la mayoría de personas conoce a sus primeras parejas, estudia poco, sale mucho de fiesta, y se gasta su dinero en ropa y cerveza, Krystal nos introduce a dos personajes que nada tienen que ver con lo anteriormente expuesto.

Una ya ha tenido que enfrentarse a la muerte de un ser querido que le ha dejado destrozada, desubicada en el mundo y sin una sola pista de cómo conseguir superarlo y seguir adelante.

El otro, irónicamente, se enamora de ella. Un chico que se considera diferente, enseguida empieza a sentirse atraído por la chica que parece no seguir las reglas de los demás, y que encima parece ni siquiera conocerlas. No obstante, a medida que va ahondando en su pasado, y dándose cuenta de que ella está mucho más rota de lo que parece, debe enfrentarse a una cuestión difícil pero importante: ¿le ama a ella, o a la imagen que tiene de lo que pudo haber sido?

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

Imagen relacionada

Edición limitada, Noe Casado: ¡ya estamos en la recta final! En la estrella solitaria que destino a aquellos libros que no os recomiendo, y que hubiera preferido no leerlos, para emplear su tiempo en otras novelas. Primero nos encontramos con una historia romántica, erótica y ¿de superación?

La clásica trama: una mujer pija y desmelenada que cree que ha nacido para disfrutar del mínimo esfuerzo, de repente se ve dependiendo de un hombre trabajador que no soporta su actitud despreocupada. Ambos, claramente, parecen dioses del olimpo, con lo que se sienten irremediablemente atraídos por el otro, y poco a poco pasan de no soportarse a enamorarse. Ella se transforma y aprende a trabajar, él se relaja y aprende a ser feliz. Fin.

Sinceramente, opino que los personajes eran poco profundos y la historia muy vista, con lo que, aunque admito haberme reído en varias ocasiones, no me ha gustado nada el libro.

 

Confusión, B.A. Paris: un clásico seguidor de la Chica del tren. Mujer presencia un crimen y queda traumatizada, no obstante, debido a diversos factores, no puede fiarse de su propio criterio y termina dudando de sí misma. De lo que vio y lo que pudo haber hecho.

Ah, y la resolución final… POR. FA. VOR.

Horrible.

 

Sin un adiós, Harlan Coben: únicamente me leí este libro porque la calidad de escritura me pareció muy buena (y como llevaba tanto tiempo sin leer algo que me gustase cómo estaba escrito…), pero la trama… todavía me tiene en estado postraumático (y no precisamente en el buen sentido).

La historia trata sobre una mujer que se va de luna de miel con su pareja (ambos están enamoradísimos y tienen una relación preciosa), pero allí tiene que acudir a una reunión de trabajo, y, cuando vuelve al hotel, se encuentra con que su marido ha muerto ahogado, y ni siquiera tiene su cuerpo para poder despedirle.

Además, también recurre a otros temas como el que ella es el clásico patito feo que se convirtió en un cisne, así como otros aspectos de los que no os puedo hablar sin haceros spoiler. En general, a mí me pareció un “quiero y no puedo”, en el sentido de que tocaba tantos temas, que al final ninguno de ellos era tratado con la profundidad que a mí me gustaría (y eso que el libro es bien largo).

E insisto, la trama…. ¡no tiene el más mínimo sentido! Habrán pasado como dos meses desde que me lo terminé, y todavía, cada vez que lo recuerdo, sólo puedo pensar: “pero, ¿¿POR QUÉ?? Todo es demasiado telenovelesco, y con unas actuaciones que, en fin… no tienen ni pies ni cabezas. No suelo leer fantasía ni ciencia ficción porque me gusta poder creerme lo que estoy leyendo, así que la historia me ha parecido simplemente absurda, innecesaria y decepcionante.

 

Ella lo sabe, Lorena Franco: “pocos ven lo que somos, pero todos ven lo que aparentamos”. Con esta frase que en realidad se puede aplicar a casi todos los géneros, comienza la promesa que era este libro. Aunque el hilo de la historia se salía un poco de lo común (al fin, muchas gracias), la manera de llevarlo no me ha parecido para nada satisfactoria.  Me falta más emoción, un elemento que haga que me enganche, un estilo de escritura más fluido y marcado… en fin, que a excepción de la última página (el final me pareció muy bueno), yo podría haber prescindido de toda la novela.

 

¿Estás dormida?, Barber Kathleen: los amantes del thriller coincidiréis conmigo en que este título promete… y mucho, ¿verdad? Además, al ver que la trama se centraba en un podcast, me emocioné ante la perspectiva de que hubieran añadido un elemento tan recurrente en la actualidad, pero que no suele salir en la mayoría de las novelas (las que yo he leído, al menos). Bien, pues si os sentís identificadxs con algo de lo que he dicho… no caigáis en la misma trampa que yo. Este ha sido uno de los pocos libros a los que le he dado una oportunidad, a pesar de que desde el principio me decepcionó un poco la manera en que estaba escrito. Sin embargo, no solamente no ha cumplido con ninguna de mis expectativas, sino que además tanto la historia como la solución me han parecido de lo más previsibles y poco originales.

Así que ya sabéis, si me preguntáis mi opinión es mejor que invirtáis el tiempo de esta novela en una de las muchas maravillas que han escrito para nosotrxs (para más señas, pasaos por cualquiera de mis recomendaciones de 3 estrellas 😉 ).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

¿Qué os ha parecido, discrepáis en alguna novela?

¿Y vosotrxs  qué opináis? ¿Cuándo podemos afirmar que una novela es realmente buena? ¿Cuáles son vuestros autores excepcionales?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s