Tricia Ross es una polifacética escritora que ha usado su formación en psicología para crear personajes vitales y complejos con los que más de un@ nos sentiremos identificad@s. Es autora de más de cinco novelas y hoy nos va a hablar sobre su relación con el mundo literario.

Escribir me proporciona desahogo, alivio mental, satisfacción y autorrealización.

Cuando escribo, aspiro a liberar de mi mente el brote constante de historias que salen, darles forma de libro y llegar a que lo lea la gente. Si me hago famosa, bien, si no, también. Me gustaría poder vivir de ello para poder dedicarle más tiempo en lugar de trabajar de otra cosa, pero si no se puede, pues seguiré como hasta ahora, escribiendo en mi tiempo libre.

Para mí lo más importante es que un personaje sea creíble. Que tenga sus luces y sus sombras. Me esfuerzo porque tengan múltiples dimensiones y una clara identidad. Considero que una trama que no sea demasiado original puede sublimarse a través de personajes bien construidos, con los que los lectores se identifiquen y que dejen huella.

Un libro, para que me guste, debe transmitirme una emoción, que no sea solo contarme una historia plana. En un escritor lo que me gusta es que su estilo sea ágil, que no se pierda en palabras rimbombantes y descripciones innecesarias.

En mi vida tengo como referente a mi madre, ella luchó mucho por procurarse una carrera y la consiguió, en ese sentido yo quiero ser como ella. Aunque las aspiraciones que tenemos sean distintas, yo la admiro mucho por su coraje.

En cuanto a personajes famosos, admiro a J.K.Rowling, por haber hecho que toda una generación de niños se aficionase a la lectura (yo entre ellos) y haber perseverado tras las negativas que recibió, confiando en que su historia era buena.

Una pequeña parte de mi cabeza siempre trabaja buscando ideas, almacenando información para futuras novelas, maquinando tramas

Una obra que me marcó fue La voz dormida de Dulce Chacón, me encantó el estilo tan poético que tiene, así como su forma de describir y de transmitir. Fue uno de los libros que más me han hecho sentir.

Por otro lado, me hice adicta al thriller con Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena.

Una ciudad que siempre consigue inspirarme es Londres. Mi novela Después de la Lluvia y la bilogía Miradas transcurren allí. Sin embargo creo que cualquier rincón con encanto e historia puede ser inspirador.

Opino que la mayor fuente de ideas es la vida, vivirla y compartirla con los demás. En general cada cosa que vivo influye en las historias que cuento, desde mi vida amorosa, laboral, mis experiencias y las de mis allegados, mis viajes… Todo.

Lo que menos me gusta es no poder ir a la velocidad de mi mente y que, cuando me pongo a escribir, el tiempo pasa demasiado rápido. Lo que más me satisface es ver cómo todo va tomando forma, y cuando un fragmento me sale bien a la primera es genial, una sensación plena.

Soy una persona muy sociable, me gusta la política y la actualidad, y hablo de muchos temas con mucha gente.

Después de la lluvia

Quería mostrar que, aunque tu vida sea oscura y tormentosa, siempre escampa. De ahí el subtítulo: porque los días de lluvia pueden terminar dando paso a un sol deslumbrante.

El título habla de los problemas de las personas homosexuales en la sociedad, pero también está especialmente relacionado con el personaje de Rain y todo lo que pasa en su vida.

El final del camino

Deseaba transmitir mi idea de que la vida es un camino por recorrer, y que hay que seguirlo a pesar de los obstáculos.

Las historias de las tres hermanas transitan a la vez por ese camino, y yo pretendía que cualquiera pudiera identificarse con una de ellas, o incluso con todas.

Creo que lo conseguí, porque el libro ha tenido críticas maravillosas.

Tres son multitud

Quería exponer una idea divertida, tanto en relación con las tres amigas como con el triángulo amoroso que vive Sara.

Además, la madre de Sara suele hablar con refranes y dichos, con lo que me pareció oportuno el título.

Casi siempre lo que intento transmitir con los títulos es un valor, una idea o un sentimiento relacionado con la trama.

Las alas blancas de las mariposas

Tiene un título que transmite dulzura. Algo bonito y fino, pero sin embargo frágil.

No parece acorde con una historia de ciencia ficción y thriller psicológico, pero lo cierto es que en este caso la idea de fragilidad contrapuesta al suspense y al terror psicológico de la trama me pareció que ilustraba muy bien al personaje principal, Lucas.

Bilogía Miradas

Tiene dos títulos: Ámbar, la mirada del deseo y Aguamarina, el color del destino.

Con ellos quería dar poder a las miradas a la hora de transmitir sentimientos.

Ámbar y Aguamarina se refieren a los ojos de los protagonistas, Adrien y Julia, y a la intensidad de su historia de amor.

Quería evocar además la temática romántica y erótica de las novelas. Son historias muy pasionales, pero al mismo tiempo combinan con sub-tramas llenas de suspense y misterio.

El final del camino comenzó porque me apetecía escribir algo fresco, romántico y actual… Reciclé una escena que tenía de otra idea y así nació la alocada Violeta. Después nació la contraposición a esta: la sensata y práctica Victoria. Y, por último, quise dar un punto dulce a la historia y creé a Vera.

Desde el principio supe que el drama estaba servido, que la lección que Victoria aprendería en su camino sería que se bastaba ella sola para cumplir sus sueños.

Las tres hermanas tienen algo de mí, escribir la novela significó liberarme de cosas que he vivido en mis relaciones anteriores, además de los miedos que tengo con mi relación actual. Significó darles a las hermanas y a mí misma esa esperanza de que la felicidad es posible.

Me gustan mucho las películas románticas, me inspiré en ellas y en mis tres primas que son un poco las Vera, Violeta y Victoria reales (salvando las distancias).

Ver esta novela convertida en película… ¡Sería todo un sueño hecho realidad! Adoro el cine y me encantaría que mis novelas terminasen en pantalla. Eso sí, no me gusta dar a mis personajes el aspecto de algún famoso, a veces los dibujo o busco fotografías de stock, pero nunca de famosos. Eso destroza la imagen que he formado de mi personaje.

Cuando una lectora me dice que se ha identificado con las hermanas, que le han hecho sentir optimismo, o que le han arrancado más de un suspiro… Es una sensación realmente genial. Siento mucho orgullo y alegría.

¿Quieres saber más cosas de Tricia Ross y sus publicaciones? En su página personal podrás encontrar otros relatos y acceder a su canal de Youtube.

One thought on “ Tricia en un mar de historias ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s