Al nacer nos dan un manual de instrucciones de la vida, una especie de ruta a seguir. Por eso opino que el ser humano está diseñado para ser un molde de fábrica.

Nacemos, y a los pocos años nos meten en un colegio del que no saldremos en más de una década. Educación primaria, secundaria, bachiller… aún con nombres alterados todos comparten un mismo procedimiento: nos hacen memorizar millares de fórmulas, fechas y nombres, pero no nos enseñan a crear, a no destruir, a cuestionar, ser proactiv@s y autosuficientes, a reflexionar ni a respetar. Nos obligan a aprender antes de habernos inculcado el amor por el conocimiento.

Salimos de la educación obligatoria con la cabeza llena de fórmulas matemáticas, pero sin ninguna idea de cómo aplicarlas en la vida real. Nos relatan la masacre nazi asegurándonos que solamente conociendo la historia seremos capaces de no repetirla, pero permiten que en sus clases se le acose a alguien por ser diferente.

Una vez cumplidos los 18 años, la mayoría de personas cursan una carrera o formación profesional con futuro y se embarcan en la aventura de encontrar una fuente de ingresos.

Dejemos al lado el tema de que actualmente estudiamos un grado y dos másteres para trabajar por el sueldo mínimo (o de becari@) en un puesto muy por debajo de nuestras posibilidades. Imagínate que tienes un trabajo a jornada completa por… ¿1800€ mensuales? jajaja, lo sé, yo también me estoy riendo.

¿Cuánto tiempo, y cuántos sueños te está costando ese trabajo?

Hasta el día de tu jubilación trabajarás 40 horas semanales para otra persona. Deberás acatar sus órdenes y amoldarte a su filosofía. Aunque no te apasione lo que haces, no te guste cómo te tratan o no te agraden tus compañer@s, tendrás que aguantarte, callar y seguir, porque necesitas el sueldo. Porque es lo que te han enseñado desde la infancia.

No estoy siendo negativa, solo realista, pues esta es la historia de casi todas las personas que conozco. Solo se me ocurre una persona que me haya dicho que va a trabajar con ánimo y pasión. Los demás lo hacen únicamente porque deben hacerlo, y eso les consume la energía.

Hagamos unos cálculos: la semana tiene 168 horas. Supongamos que duermes ocho horas diarias entre semana, y nueve el fin de semana, y contando el tiempo que tardas en prepararte y llegar a tu puesto de trabajo, le dedicas 50 horas semanales.

168-8*5-9*2-50 = 60

Sesenta son las horas a la semana que te quedan para dedicar tu tiempo a lo que te hace feliz, lo que supone un 36% semanal. El otro 64% estás trabajando en algo que no te satisface o durmiendo.

¿Por qué?

En algún momento te has perdido entre las obligaciones que nos imponen. Te has dejado convencer de que tu sueño es imposible o demasiado arriesgado. Te has olvidado de tus ilusiones.

¿Y qué nos transmite Puente?

Cuestiónate la vida.

Evidentemente, no tod@s podemos llegar a ser cantantes, por ejemplo, pero sí podemos encontrar otra opción laboral que nos permita desarrollar nuestra pasión por la música.

Yo soy una persona curiosa y trabajadora a la que le encanta crecer, esforzarse y dar lo mejor de sí misma, pero no estoy dispuesta a vender mi vida.

Quiero (voy a) trabajar en lo que me apasiona, en algo en lo que realmente crea. Y no preocuparme por las horas que le dedico, porque lo estaré disfrutando tanto que simplemente no me importará.

Nadie debería conformarse con vivir un 36% de su semana, porque la vida es demasiado corta como para no aprovecharla.

Puente es una novela que te invita a retarte y a recordar a tu niñ@ interior, cuando estabas convencid@ de que todo es posible.

Es un intenso viaje que haremos de la mano de Mónica, una mujer que ha pasado por las dudas, el desgaste y la insatisfacción que a much@s nos han embargad@ en algún momento.

Una persona que se perdió en el camino, pero tuvo el valor de volver a encontrarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s