¿Por qué el concepto de leer bajo la lluvia?

LEYENDO

Por una parte, considero que al leer, estamos ampliando nuestro mundo, nuestros conocimientos y nuestra mente. No solamente nos adentramos en una nueva aventura con protagonistas desconocidos que, por unos días, pasarán a formar parte de nuestra familia. Sino que, además, aprendemos a ver la vida desde el punto de vista de otras personas.

La famosa sentencia de Ortega y Gasset “yo soy yo y mis circunstancias” cobra perfecto sentido entre las páginas de una novela. Porque podemos apreciar que todos vemos nuestro entorno desde diferentes perspectivas, y que en ello ejercen gran influencia ciertos factores de nuestro entorno (nuestra familia, círculo social, estatus social, nivel económico, localización, etc.).

Además, como he dicho, cada uno tenemos una manera distinta de ver e interpretar el mundo. Leyendo desde mi infancia, yo, por lo menos, he aprendido a no juzgar el pensamiento de los demás (con ciertas excepciones, si te dedicas a causar daño a otro ser vivo, sí que te juzgo, y mucho), puesto que mis creencias, mis valores, y lo que yo defiendo pueden no tener nada que ver con lo que tú piensas de la vida, y cómo decides vivirla… ¿y por qué tiene que ser una de las dos mejor que la otra? ¿No es más lógico que ambas sean igualmente válidas? ¿Y que cada cuál deba elegir la que más felicidad le provoque?

¿Mi lema? Siempre que no dañes a nadie… haz lo que te de la gana.

Así pues, con esta idea en mente, con la palabra “leyendo” quiero representar el concepto de compartir distintos puntos de vista, para expandir nuestra mente. Para ello, me encantaría leer vuestros pareceres sobre lo que expongo en mis artículos, y compartir los míos con vosotr@s.

BAJO LA LLUVIA

Por otra parte, el agua es un símbolo de limpieza. Cuando llueve, el mundo se hidrata y se limpia. Libera las malas energías (soy consciente de que la mayoría de la gente odia la lluvia, pero yo lo veo así, jaja) para que los distintos rincones de La Tierra tengan la posibilidad de renovarse con nuevas vibraciones.

Asimismo, el agua es una sustancia que continuamente cambia de estado. Bien evaporándose, o solidificándose.

A lo largo de nuestra vida, considero que nuestras ideas pasan por el mismo proceso. Mediante nuevas vivencias, a menudo algunos ideales o creencias que tenemos terminan desapareciendo. Y otros, puede que en algún momento fueran pensamientos arraigados a nuestro ser, pero que tras un aprendizaje vital, se ablanden, y terminen cambiando su forma, para adaptarse a nuestra nueva realidad.

En este sentido, quiero ilustrar el hecho de estar “bajo la lluvia”, con la mente abierta a compartir distintas perspectivas, a aprender de las de las demás, y quien sabe, puede que incluso a limpiarnos y transformarnos. Me gustaría que este blog sirviera para introducir nuevos conceptos y pensamientos en nuestro ser. Me encantaría aprender de vuestras ideas (os he dejado la sección de comentarios bien limpia 😉 ). Y ya, si se diera el caso de que pudierais tener una buena influencia de las mías, seré feliz.